sábado, 20 de octubre de 2012

"Capítulo 2..."

(Hace "click" para escuchar un hermoso tema mientras lees)

Sentí como los brazos de Tom me agarraban con fuerza, me tomó dejándome sentada en uno de los muebles de cocina. No paraba de besar mi boca, deseaba sus labios más que cualquier otra cosa. Pase mis manos por su camisa, me disgustó sentir esa tela en su cuerpo impidiendo el tacto de mis manos en su pecho, retire esa prenda lo más rápido que pude, no quería intervenir en nuestro juego de besos apasionados. Tom contempló mi ansiedad haciendo crecer la de él. Era una de las pocas y extrañas veces que deseaba tenerlo de una manera tan desesperada, deseaba su cuerpo, deseaba que entrara en mi lo más pronto posible. Mis piernas abrazaron su cadera mientras que él me besaba con más pasión empujando hacía mi, pude sentir su torso encima de mi cuerpo, percibí un bulto en su pantalón que rosaba uno de mis muslos, eso me excitó e hizo que lo besara con más sentimiento y profundidad, su boca era definitivamente un manjar se los Dioses. 
Me tomó nuevamente llevándome con él a nuestra habitación, se recostó encima mio en la nueva cama y me despojó de mi la blusa, dejando a su vista mi pecho, Tom hizo con sus manos un recorrido por mi cadera hasta llegar a mi sujetador, al cabo de unos segundos retiro esa molesta prenda y sonrío al ver al descubierto mis pechos, lo besé con pasión esperando que sus sensuales manos tocaran mi cuerpo, no tardo en hacerlo y mi cuerpo se estremeció al experimentar su calor tan único. 
Aquel hombre besó mi seno derecho llegando a mi pezón, jugando con el, causando que gemidos salieran de mi boca, ya no me preocupaba hacerlo despacio, al contrario, ahora era libre de hacer lo que quisiera por lo tanto al fin estaba haciendo lo que hace tiempo necesitaba y quería, su tacto tan delicado y a la vez tan varonil me excitaba tanto que hacía que mis vellos se erizaran, ambos sonreímos.
Nos excluimos de toda prenda innecesaria, contemplando el paraíso de nuestros rostros y cuerpos. Mientras Tom besaba mi abdomen acariciaba mis muslos. Dejó de hacerlo y lentamente abrió mis piernas, lo hizo con completa delicadeza con todo el respeto posible, como si fuera una de las cosas más preciadas, volvió a estar a escasos centímetros de mi rostro e introdujo su pene lentamente en mi, sumergió todos sus sentimientos en lo más profundo de mi ser, introduciendo poco a poco estos sin la intención de arrancarlos. Acaricie sus mejillas de manera tan fraternal que hasta llegó a parecer tierno, lo bese con pasión sin interrumpir sus movimientos, suspire recordando los primeros días que estuve con él, como el destino hizo lo suyo para unirnos, mi mente disfrutaba el momento ya que era sin duda algo que nunca podré olvidar.
Contemplé su rostro que me dejaba saber que disfrutaba del momento, sus expresiones eran tan hermosas y sexys, eso alimentó mis ansias e hizo que moviera mis caderas al ritmo de la penetración, Tom soltó un gemido excitante y agitado se su boca. 
Al cabo de unos minutos la luna se tomo el protagonismo del cielo y causo un atardecer que pude apreciar por el ventanal, Tom me dio un beso suave y relajante. Ya estábamos demasiado cansados y me dio un último beso saliendo de mi lentamente. Se recostó a mi lado, me abrazó por la espalda acurrucándose en mi y acarició mi cabello.
Tom: No me cansaré nunca de estar a tu lado, hermosa -Beso mi mejilla-
Tu: -Sonreí- Te amo...
El cansancio me ganó e hizo que me durmiera en sus brazos, aquel hombre cubrió mi cuerpo con las sábanas blancas y volvió a posicionarse cerca de mi, aprecié su respiración por última vez para esta vez introducirme en un mundo irreal, mi sueño.


***

Los rayos del sol entraron por el ventanal cayendo en mi rostro, arrancándome a la realidad, desperté.
Tom: -Entrando a la habitación- ¿Ya despertaste?
Tu: ñeeee... -Soltaste cualquier sonido y tapaste tu cara con las sábanas, tenías flojera-
Tom: * Ríe* mira lo que te traje -Dijo acercándose a ti-
Tu: -Alejas las sábanas y lo miras, venía con una bandeja- ¿Para mi? -Dijiste con apetito-
Tom: Para mi preciosa reina que merece lo mejor del mundo *Sonríe*
Tu: -Te acomodas en la cama, sentándote- Que eres lindo *Sonríes*
Tom: Lo sé, lo sé -Ríe entregándote la bandeja-
Tu: mmm.. Que rico -Sonríes mordiendo una tostada- Cocinas tan rico tu, deberías ser chef
Tom: -Da la vuelta a la cama para recostarse a tu lado- ja, te imaginas, yo chef con un restaurante y clientes satisfechos disfrutando de mi rica y exquisita comida -Sonríe imaginado-
Tu: *Ríes* egocéntrico :c
Tom: *Ríe* ..
Se quedó un rato en silencio contemplándote.
Tu: ¿Qué? -Lo miras-
Tom: Nada, ¿no te puedo mirar?
Tu: >:c No.
Tom: :c
Tu: *Ríes* bueno, mírame -Haces una mueca-
Luego de un rato acabaste de tomar tu desayuno y dejaste la bandeja en el velador.
Tu: -Lo miraste- ¿Hagamos algo?
Tom: ¿Que quieres hacer?, con todo lo que hicimos ayer y quieres más *Ríe*
Tu: -Te sonrojas- No, eso no -Ríes y le das un golpe leve en el brazo- tonto *Sonríes*
Tom: Bueno, bueno, ¿qué quieres hacer?
Tu: mmm... ¿Y si hacemos un tour por Venecia?
Tom: Como mi dama lo diga -Se levanta sonriendo y te toma las manos para levantarte- Hagamos un tour por tooooda Venecia -Pasa sus manos al rededor de tu cintura abrazándote y te da un tierno beso-.. arreglémonos
Se bañaron juntos y se arreglaron en el baño los dos, obviamente como el espejo era pequeño, iban luchando para poder verse, reían en cada segundo hasta que terminaron de arreglarse. 
Comenzaron a caminar por la calle, parecía todo tan irreal, como si fuera sacado de un cuento de hadas, definitivamente Venecia era tu ciudad preferida, Tom te agarró de la cintura mientras caminaban al lado de un hermoso canal, Tom comenzó a hablarte de la arquitectura de la ciudad y te explico porque te había llevado a Venecia y no a otro lugar, fue un momento bastante agradable, hasta que llegaron al lugar más conocido de Venecia, el gran canal. Te pareció encantador, era tan pintoresco y mágico, y lo mejor de estar recorriendo Venecia, era que estabas con Tom, le diste un beso por la emoción.
Tu: Tom.. es hermoso, me fascina -Dijiste fascinada-
Tom: *Sonríe* Venecia es hermosa
Los dos estaban felices contemplando cada detalle, hasta que algo les llamó la atención, mascaras, muchas, gente con mascaras y prendas del siglo XI. ¿Qué estaba pasando?
Tu: Tom..
Tom: ¿Qué? -Dijo sonriente-
Tu: Por qué hay personas...vestidas así.. y con mascaras -Dijiste extrañada-
Tom: Oh, bueno, ¿acaso no sabes que fecha es?
Tu: Estamos en Febrero..
Tom: Ya, ahí tienes la respuesta, el carnaval de Venecia *Sonríe*
Tu: -Quedaste perpleja, ¿Carnaval de Venecia?- ah.. ¿Y de que trata?
Tom: -Se extraño al ver que no conocías acerca de el carnaval- Bueno, la gente se disfraza de nobles del siglo XI, como lo puedes ver, dura al rededor de 10 días *Sonríe*
Tom se veía sonriente, al parecer le encantaba Venecia.
Tu: Ah... Que genial *Sonríes*
Tom: Me alegra que estés aquí conmigo, ti amo
Te dio otro beso romántico mientras te agarraba de la cintura, pusiste sentir la mirada de la gente que pasaba pero no te importo, seguiste besando esos labios carnosos. Dejaron de besarse y se miraron.
Tu: Te amo...
Señor: Hey, jóvenes -Dijo mientras se acercaba a ustedes-
Tom y tú: -Lo miraron-
Señor: Eh, lamento interrumpirlos, pero, luego de verlos tan unidos me gustaría que dieran un paseo conmigo en la góndola *Sonríe* -Dijo en italiano-
Tu: -A pesar de no saber perfectamente el idioma italiano pudiste reconocer lo que decía y lo miraste sorprendida y luego miraste a Tom-
Sabías que hacer un recorrido en ella era hermoso, pero era bastante caro si no se utilizaba para pasar de una calle a otra.
Tom: Pero por supuesto -Te mira y sonríe-
Señor: Es que los vi tan unidos que el amor se podía sentir externamente, hoy en día hay pocos que se expresan de tal manera
Tu: *Sonríes*
Tom y tú siguieron al gondolieri y subieron a la góndola, sabías que iba a ser un recorrido bastante romántico y te apoyaste en Tom mientras el gondoliere comenzaba a remar.







Gracias por sus hermosos comentarios *-* como podrán ver, tengo una fascinación enorme por Venecia XDDD bueno, es conocida como la ciudad del amor por algo quise que fueran a esta, espero que les haya gustado y dejen sus comentarios abajo :3 gracias 

sábado, 13 de octubre de 2012

"Capítulo 1..."

"Luego de haber pasado una larga etapa, que no quisiera recordar, he logrado sentir que hoy inicia una vida nueva, siento que el sol que calienta cada día más, puedo contemplar el hermoso anochecer estrellado, puedo oír el canto de los pájaros, creo que la vida ha empezado a sonreírme."

Acabo de despertar aproximadamente a las 8 de la mañana, abrí bastante los ojos para contemplar el paisaje y al parecer me encontraba en un automóvil. Eche un vistazo por la ventana de mi derecha y claro, me encontraba en uno el cual estaba estacionado en una gasolinera, intenté buscar a alguien conocido, ya que no lograba recordar los sucesos de la noche anterior por lo tanto no hallaba idea de como había llegado hasta ahí. De repente la puerta de mi izquierda, la del conductor, se abrió y pude observar a mi querido Tom, sonreí al verlo y pude al fin recordar, íbamos camino al aeropuerto.
Tom: ¿Cómo despertaste, princesa? -Dijo mientras dejaba unos cafés con una bolsa en el interior del auto-
Tu: -Ríes- Bien, ¿donde estamos? -Te acercaste para darle un tierno beso en señal de saludo-
Tom: Estamos llegando al aeropuerto "Fuhlsbüttel" te habías quedado dormida y no quería despertarte hasta llegar -Dijo mientras se sentaba en su asiento y cerraba la puerta-
Tu: mmm.. Falta mucho?
Tom: No, estamos a unas pocas calles -Dijo dándome otro beso-
Tu: Ojala estuvieras todo el día dándome besitos así -Acomodaste el asiento y echaste un vistazo a la bolsa que había traído- ¿Qué hay ahí?
Tom: -Observa la bolsa- Ah, mira -La toma y mete su mano para sacar algo- traje estas, se que te gustan -Sacó de la bolsa unas donas, esas típicas de las gasolineras-
Tu: Uhm -Al verlas el apetito en tu ser nació, se veían sabrosas- dame una -Ríes y recibes la dona que te dio Tom- gracias *Sonríes*
Tom encendió el automóvil y condujo hasta la carretera la cual los iba a dirigir al aeropuerto, ibas despierta contemplando como conducía mientras comías las ricas donas que te había comprado él. Luego de unos minutos llegaron al aeropuerto, hicieron los tramites para poder tomar el avión e hicieron  fila para finalmente subirse a este. Ya en él Tom se sentó a tu lado y dejó que estuvieras al lado de la ventana, reíste porque cumplía todos tus caprichos, te acurrucaste finalmente en su hombro mientras el avión empezaba su viaje.
***
Tu: Me alegra que estemos ya aquí, nunca pensé que lo lograríamos, pero estamos aquí *Sonríes*, juntos, los dos solos...
Luego del largo viaje llegaron a su nueva casa, era común y corriente, eso te agrado, no querías que fuera una casa gigante eso sobraba, sentiste una emoción enorme, era tú casa, su casa, la casa de los dos. No habían muebles a excepción de los de la cocina pero pronto iban a llegar en un camión, se habían acostado en el césped del patio trasero.
Tom: Si, estamos los dos -Acaricia tu cabello- solos, sin molestia alguna... tú y yo..
Tu: -Te acurrucas en su pecho, mirando aquellos profundos ojos- te amo.. -Acariciaste una de sus mejillas-
Tom: -Te mira con ternura-..yo más, hermosa
Tu: Entonces..-le das un tierno y largo beso-..hoy empezamos esta historia *Sonríes*
Tom: Exacto...desde hoy.
Lo abrazaste y sentiste una protección instantánea, como si con sus brazos al rededor de ti te mantenían segura, definitivamente él era el indicado y sonreíste al pensar en eso, claramente él lo era.
Tom: -Miro el cielo y luego tus ojos- Ya veo la hora de que el tiempo pase y que nos casemos
Tu: -Abriste como plato tus ojos- ¿casarnos?
Tom: * Ríe* Sí, que nos casemos, que tengamos nuestros hijos y que permanezcamos juntos el resto de nuestras vidas
Tu: *Sonreíste*
¿Acaso era Tom él que decía eso?, nunca ni en tus sueños te habías imaginado a Tom diciendo aquello, pero lo había dicho y eso causo en ti una emoción inexplicable, eran unos jóvenes enamorados y eso, eso era lo que les gustaba. La imagen de Tom cargando en sus brazos un pequeño, delicado y frágil bebé se te hizo completamente extraño, Tom, siendo padre, eso era una completa...maravilla.
Tu: -Luego de unos minutos, rompiste el hielo- ¿En verdad te gustaría?
Tom: -Te observa- ¿Me gustaría, qué?
Tu: -Esquivas su mirada y te sonrojas- Te gustaría... formar una familia...-Miras sus ojos-..conmigo.
Tom: -Acaricia tu rostro pasando por tu cabello- ¿Acaso lo dudas?
A pesar de confiar plenamente en él y conocerlo a la perfección, su voz tan dulce y varonil aún te ponía nerviosa.
Tu: *Ríes* osea, es que.. -Acomodas tu mano en su pecho-..tu no eres de esa clase de hombres
Tom: ¿Y de qué clase de hombre soy, entonces? *Sonríe*
Tu: *Ríes, de nuevo* no sé, una clase distinta, pero debo confesar de que ese pensamiento me hace ser la mujer más feliz del universo
Tom: ¿Y si no fuera un pensamiento?
Tu cerebro que se encontraba posicionado perfectamente en tu cabeza voló, voló lejos al recibir aquella frase, ¿acaso estaba insinuando en que quería un hijo?, tu cerebro ya no estaba en su lugar y los nervios nacieron provocando que empezaras a tiritar.
Tu: ¿Qué quieres decir...con eso?
Tom: (tn), ya sabes a lo que me refiero, eres inteligente, no tienes por qué preguntármelo
Tu: Pero quiero que me lo digas...
Definitivamente que de la boca de Tom saliera un "deseo un hijo tuyo" era lo que más deseabas en esos momentos, pero obviamente no podía hacerse realidad, aun eran muy jóvenes.
Tom: *Ríes* creo que el azúcar de las donas te hizo mal, mejor ordenemos las cosas -Dijo mientras se ponía de pie-
Tu: Hey, pero...
Tom: -Se agacha para darte un beso, el cual consigue- pero iremos con Tom al interior de la casa para ayudarlo a tener la casa decente -Dijo completando tu frase-
Tu: -Haces una mueca de disgusto- Bueno, como digas -Te pones de pie- luego no hablaré de nuevo del tema -Dicho esto con cierto tono de maña te dirigiste al interior de la casa-
A decir verdad eras tú la que quería volver a tener esa conversación.
Tom: Eres una caprichosa -Ríe y te sigue-
Tu: -Te hiciste la ofendida- Me ofendes mister Kaulitz >:c
Tom: *Ríe* tú eres la niña pequeña y muy caprichosa :c -Te abrazo por la espalda mientras caminaban hacía una parte de la casa-
Tu: *Ríes* -Sujetas sus manos que se encontraban aferradas a ti- ya suéltame -Caminaste con él a tu espalda hasta llegar a la cocina-
Tom: Bueno, te soltaré, pero no te quejes después -Te soltó-
Tu: -Diste la vuelta observando su rostro, estaban a escasa distancia de juntar sus labios-
Tom: y si...acabamos lo que comenzamos en Hamurgo -Sonríe perverso-
Tu: -Hiciste como si lo pensaras, aun que la verdad si fuera por ti te hubieras lanzado a su cuerpo- lo pensaré, mejor ordenemos como dijiste hace un rato.
Tom: Pero, no :c ya, vamos tn -Dijo agarrándote de nuevo y besando tu cuello-
Tu: ya, Tom, suéltame *Ríes* -Quisiste zafarte de sus brazos pero no podías- eres cruel :c -Fingiste-
Tom: Sé que quieres, vamos
Tu: *Ríes* -Alejas sus labios de ti y lo miras- Esta bien...-Tu tono de voz era sensual-...terminemos lo que hace tiempo hemos esperado *Sonríes*
Tom: Esa es mi novia *Sonríe*
Tu: -Saltas a su cuerpo aferrando tus piernas en su cadera y posicionando tus brazos en sus hombros-





CHIIIICAS*--* GRACIAS por leer este capítulo, espero que les haya gustado y espero que lean esta segunda temporada *-* dejen como siempre sus hermosos comentarios y que tengan vibras positivas de parte de mi y esta noble fic, GRACIAS por su tiempo <3

sábado, 6 de octubre de 2012

"Prologo.." (2da temporada).

Ya van 6 meses desde que deje Alemania, 6 meses los cuales no me he comunicado con ningún familiar, como pasa el tiempo. Alejarme de ahí ha sido una de las decisiones más importantes que he tomado, pero, Dios, ha sido lo más hermoso que me ha pasado.
Si me preguntan, qué ha sido de mi, bueno, les cuento... Estos últimos meses han sido fabulosos, cuando dejé Hamurgo sentí una adrenalina inmensa, pensé en todo momento en mi padre, en mis amigas y en Andreas, pensé en todos ellos y cada vez que ese sentimiento de arrepentimiento aparecía Tom me consolaba mientras conducía, así me sentía más tranquila y segura. Sabía que si estaba a su lado me encontraba fuera de peligro y así fue hasta llegar a Venecia, cuando llegué allá casi me desmayé del asombro, la ciudad era maravillosa, las góndolas, los canales, los hogares, los puentes, era todo tan romántico y tan acogedor que por la emoción casi me lo como a besos -risa-. Ahora vivo con Tom, somos los dos solos y los días son cada vez más bellos, cada día me despierto con él, cada mañana veo su rostro reflejado de felicidad mirándome y sonriendo. Mi vida ha cambiado bastante, como que todo lo negativo que me obstaculizaba ha desaparecido, ahora no tengo preocupaciones, ahora mi esfuerzo de cada día viene gracias a Tom, aquel hombre ha transformado mi vida en una mucho mejor, me ha echo feliz, y nunca lo dejaré ir..





Aliens! *-* espero que les haya gustado el final de la 1era temporada tanto como a mi *-*, sé que quedó demasiado largo kasjksjad pero le daba emoción y espero que les haya gustado, ahora viene la 2da temporada llena de energía, felicidad y romanticismo, comenten todo lo que quieran, consejos, criticas, si les gusto, etc. lo dejo a su disposición, AH, antes de irme me gustaría preguntarles, ¿Les gusta la narración que use en el final de la 1era temporada?, para escribir de esa manera o con diálogos  me gustaría saber su respuesta :3 saludos, besos, abrazos, buenas vibras & cuídense mucho aliens, las quiero muucho *-* & SUBIRÉ CAPÍTULOS TODOS LOS SÁBADOS.