sábado, 24 de noviembre de 2012

"Capítulo 9..."

Andreas: -Se formó una curiosidad en su interior ¿acaso Bill sabía algo?- … ¿Sabes donde están? –Lo miró con rostro lastimero-
Bill: -Se colocó nervioso- No, para nada…
Andreas: Hombre, entiende, no sabes mentir. Dime, tu sabes algo –Su curiosidad comenzó a ansiarlo- prometo que no la buscaré, si ella se fue, fue por algo así que respetaré su deseo… Pero por favor dime, para mantenerme en calma
Bill: ¿Seguro?
Andreas: Seguro.
Bill: Esta bien, confío en ti… Tom y tu hermana están en Venecia.
Andreas: ¡¿VENECIA?!
Bill: Exacto.
Andreas: -Se sienta derecho en la cama y mira a Bill fijamente- ¿Por qué están en Venecia?
Bill: Tom quería llevarla a un lugar donde pudieran renacer su amor sin ser interrumpidos por nadie, así que decidió ir para allá con (tn).
Andreas: Wow, estoy sin palabras
Bill: -Se echa en el sillón y mira el techo- Yo no debí decirte, pero necesitaba hacerlo, creo que no es un crimen ahora que los necesarios sepan… Con tal que Marius no sepa todo irá bien
Andreas: … ¿Y quien más sabe?
Bill: -Lo mira-Tú, Gustav, Georg, Coni y yo. Javiera no sabe, no hemos tenido la posibilidad de decirle, pero puede que Coni le haya dicho, no esto seguro.
Andreas: Wow… Espero que Tom haya cuidado de mi hermana…
Bill: Lo ha hecho.. Tom me llamó hace tres semanas y me contó que tenía planeado un viaje a una playa de Venecia, también me contó que tienen un perro y que no están trabajando, el dinero de los dos es demasiado como para sobrevivir, así que están perfectamente bien.
Andreas: -Sonríe- Realmente Tom ha cambiado con la llegada de mi hermana.
Bill: Sí, demasiado, es algo nada que ver con Tom *ríe* pero se nota que está enamorado, era la hora.
Andreas: Sí, ambos que no creían en el amor terminaron uniéndose, me alegró que me contarás esto, sinceramente Tom a cuidado a mi pequeña hermana… Me arrepiento al haber dudado de él…
Bill: Mmm… Pero era válido si estabas cegado por la opinión de tu padre.
Andreas: Sí, tienes razón.
Estuvieron hablando del tema bastante que hasta terminaron despiertos hasta las 5 AM, finalmente terminaron jugando XBOX 360 para luego dormir a las 7 AM. Ambos al día siguiente despertaron con unas ojeras bastante notables pero no les importó, ambos por fin habían vuelto a ser amigos más unidos.
***


Casa Tabano, 15:24 PM.
Ya habían pasado meses en los que Anne (esposa de Marius, madre de Andreas y madrastra tuya) había ido a Francia por un viaje del trabajo, ella no tenía idea de la inmensa sorpresa que iba a recibir al llegar a la casa. Al llegar a su preciada casa sonrío, oliendo profundamente aquel aroma hogareño, estaba feliz al poder ver de nuevo a su familia, subió con las maletas en las manos para luego buscar a alguien, para su sorpresa no había nadie, se extrañó y comenzó a buscar en las habitaciones de la inmensa casa. Hasta que entró a la última habitación quedando realmente sorprendida al encontrar a su gran amor tirando en el suelo, Anne se acercó a el algo preocupada y le acarició la mejilla.
Anne: Querido, despierta -Toca su pecho con la otra mano, más preocupada al verlo tan inmóvil- Marius -Revisó el pulso se este quedando inmóvil también- ¿Marius? -Dijo con un nudo en la garganta- ¡¿Marius?! -Comenzó a alterarse al no recibir respuesta- ¡¿MARIUS?!
Y de repente todo el mundo que estaba en calma cayó, muy abajo, al abismo, donde no había salida, estaba muerto. Con un llanto desesperado tomó el cuerpo de Marius abrazándolo y dándole besos con angustia, no podía ser cierto estaba muerto. Su cuerpo estaba completamente helado y estaba segura a que su sangre había dejado de transportarse. Anne observó la habitación con escasa luz del sol, buscó una señal, alguna nota...algo, hasta que encontró un sobre, dejó el cuerpo de Marius con mucha delicadeza en el suelo, corriendo, luego, hacía el sobre, lo abrió y contempló tres cartas una de ellas decía "Para mi único hijo Andreas." otro "Para mi única hija (tn)." y por último el que casi le causa un desmayo decía "Para mi gran e inigualable amor, perdón.". Soltó las demás cartas tirandolas al suelo tomando en sus manos la carta regresando donde estaba el cuerpo de Marius. Empezó a leer la carta.

***
Casa Kaulitz, 16:49.
Andreas relajado se había acostado en la cama de visitas de Bill, cansado del trabajo que le había pedido Bill lo único que deseaba era poder recostarse y beber. Observó el techo pensando...hasta que un sonido interrumpió sus pensamientos, era la melodía de su celular cuando recibía una llamada, era Anne, su madre. Contestó.
Andreas: ¿Madre?, ¿ya llegaste?, ¿papá te dijo algo?
Anne: -Se quedo un rato en silencio hasta que logró sacar la poca voz que le quedaba, con un tono serio y autoritario- Ven a casa -Cortó-
Andreas se quedó perplejo un rato, ¿acaso Marius le había contado? vaya manera de darle la bienvenida, tomó sus cosas se alistó un poco y fue directo a tu ex-casa. Cuando entró sintió los gemidos y llanto de una mujer, se dirigió corriendo al lugar de donde provenía el llanto y ahí logró entender lo que ocurría, Anne llorando a más no poder con Marius, inmóvil, en sus brazos. El hijo se acercó lentamente sin poder creer lo que sus propios ojos veían, el llanto de su madre lo decía todo.
Anne: -Llorando- Llegué...esperando verlos a los tres... -Su llanto no dejaba que su voz saliera-...pero... -Miró a Marius llorando con más ganas-
Andreas: -Perplejo-
Andreas contempló el cuerpo del difunto de su padre y sin que el quisiera el llanto desgarrador salió de él de una manera bastante notoria, su padre...lo había dejado solo. Su padre, el señor que le dio la vida...estaba muerto. No lo podía creer.
Andreas: ¿CÓMO?, ¡¿POR QUÉ?! -Su voz con suerte salía de su boca-
Anne: -Llorando-...dejo...cartas...para los tres...
Andreas tomó la carta que le entregó su madre y la leyó, lo había dejado sin palabras.


***
Murano, Venecia. Dos días después.
Tu: -Estabas recostada en el sillón del living de tu casa. Habías vuelto junto a Tom de las vacaciones, ambos estaban realmente relajados y satisfechos- The drug in me is you, and I'm so high on misery, can't you see -Que relajante era poder recostarse y tener la calma al no hacer nada, pero un sonido interrumpió tu canto- ¿Ah?
"Let's make the most of the night like we're gonna die young, we're gonna die young"
Tu: -Contestas el teléfono- ¿Hola?
Bill: (Tn), tienes que venir con Tom a Hamburgo ahora, ¡YA!
Tu: -Te asustaste- ¿Por qué? -Te sentaste en la cama alarmada- ¿Qué ocurrió, Bill?
Bill: (Tn), ocurrió algo terrible, necesito que vengas junto con Tom, no te puedo contar de esto por teléfono, sólo te digo que tiene que ver con... -Suspira-...tu padre.
Tu: -Parecías neurótica- ¡¿Qué ocurrió?!, ¿se enteró del lugar donde estamos?, ¿Qué ocurrió, Bill?
Bill: ...lo que menos te imaginas... (Tn) ven.
La señal se cortó sin darte la oportunidad de decirle algo, quedaste intranquila, ¿que había pasado?, te dirigiste donde Tom y le avisaste que tenían que volver a Alemania. Ambos dudaron bastante, pero después de todo, Bill dijo que era algo terrible por lo tanto tenían que ir. Reservaron un vuelo para Alemania que saldría justo al día siguiente en la mañana. 

Al llegar a Alemania, Hamburgo.
Los jóvenes bajaron del avión con sus cosas esperando a Bill que los iba a recoger para llevarlos a tu ex-casa. Cuando el llegó a recogerlos, subieron al audi de este, conversaron el camino, hace tiempo que no se veían que era un grato momento, al llegar a tu ex-casa viste como los árboles y plantas del jardín estaban marchitas, quedaste intranquila, nuevamente. Entraron a la casa.





Gracias por sus comentarios jeje <3 bueno, las cosas se ven algo deprimentes, pero tranquilas que no es el fin, hay otra sorpresa :D que no tardará en salir a la luz después del próximo capítulo, las adoro y trataré de subir capítulo lo antes posible, vibras positivas <3 bendiciones y que tengan un alegre día, no se olviden de comentar que hacen de mi vida una más feliz *-*, enserio._. ♥ (AMÉ la fotografía de Tom, se ve tan tiernucho*-*).

miércoles, 21 de noviembre de 2012

"Capítulo 8..."

Tom: (Tn)… -Se pone un poco nervioso- Sabes, he estado pensando demasiado esto, no encuentro las palabras para decirlo pero, yo… Me he dado cuenta de muchas cosas al lado tuyo, he madurado bastante, me has hecho comprender que a pesar de todo si hay amor uno puede hacer hasta lo imposible y deseo que estemos como estamos por mucho tiempo, no me veo separado de ti, eres como una necesidad para mi, no es algo que viene y luego se larga, no, te necesito en mis días y pensamientos, mi cuerpo necesita tu presencia al igual que mi mente. Me gusta además estar junto a ti, me haces sentir vivo y alegre, me haces sentir que alguien me necesita como yo la necesito, es algo inmenso y creo que el lazo que enlacé en ti es más fuerte que cualquier otra cosa, mujer, eres mi alma gemela y no son palabras que luego se irán no, eres mi alma gemela porque eres para mi, somos iguales y necesitamos del otro. Quiero que nuestra relación vaya más allá de los límites, lo deseo, deseo que estemos juntos legalmente, deseo estar junto a ti y protegerte ante cualquier cosa. (tn), preciosa, ¿aceptarías… -Saca de su bolsillo una caja, tu ya sabías a lo que se refería, unas pequeñas lagrimas salieron de tus ojos-…este anillo… -Abre la caja-…en señal de compromiso?
Lo miraste anonadada, nerviosa, sorprendida, temerosa pero a la vez segura. Oh Dios mío, Tom Kaulitz Trümper te estaba pidiendo compromiso, no tenías palabras, esto era tan serio y penetrante para ti, no sabías que decir, definitivamente te había dejado sin palabras. ¿Compromiso? Tan pronto, oh Dios, era lo más hermoso que te hayan pedido en toda tu vida. Estabas segura que ibas a morir ahí mismo de un paro cardíaco.
Tom: -Te miró nervioso y temeroso ya que no contestabas-
Tu: -Estabas sin palabras y a la vez nerviosa- Oh mi Dios, Tom, pero claro que sí, sí, yo te amo, sí acepto –Tu voz sonaba emocionada y alegre, ósea, quien no lo iba a estar si Tom Kaulitz te pedía compromiso-
Tom: -Se paró del asiento al igual que tú y te entregó el anillo posicionándolo en tu dedo-
Besaste sus labios intensamente, cruzando tus brazos por su cuello. Era lo más hermoso que te podía estar sucediendo, no tenías palabras solo emoción, comenzaste a lagrimear y Tom retiró las lágrimas de tus ojos.
Tom: No llores, sonríe –La situación le parecía demasiado tierna-
Tu: Ay, Tom –Te sentías torpe ante semejante caballero- ya… Es que la petición me dejó emocionada –Contuviste tus lagrimas-…Es hermoso, nunca esperé que me lo propusiera alguien, mucho menos tú… -Lo miras profundamente-… Eres lo mejor que me ha pasado, no hay excepciones, Tom Kaulitz, has robado mi corazón y mente, te adoro, te quiero, te deseo, te necesito pero sobre todo te amo…
Volviste a besarlo, Tom reía de ternura, parecías una muñequita emocionada. Luego de que los dos se calmaran volvieron a sentarse y a comer. Cada instante en que tomabas el tenedor mirabas el anillo, este era realmente hermoso y de tu gusto, Tom conocía perfectamente lo que te gustaba. 
Tom: -Te miró pensativo-
Tu: ¿Qué?
Tom: He estado pensando en tu padre, últimamente…
Tu: -Lo miras sorprendida- ¿En mi padre? ¿Por qué?
Tom: En realidad no tengo la menor idea, pero algo me hace sentir que necesito verlo, y eso es extraño, no soy nada de el.
Tu: Mmm… Recibió la carta que le envíe en Julio, eso sería lo único que sé de el…
Tom: ¿No deseas verlo?
Tu: ¿Qué si deseo?, obvio como no, era mi padre después de todo, pero soy bastante cobarde, no quiero asumir las consecuencias…
Tom: No digas eso, el puede que haya comprendido tus ideas y pensamientos… Tal vez…
Tu: Mmm… Le enviaré otra carta al llegar a casa.
Tom: Esta bien… -Se dio cuenta que nombrar a Marius había causado un silencio y seriedad en los dos, quiso olvidar el tema-…Ya, mejor hablemos de otra cosa.
Tu: -Sacas todo pensamiento preocupante y lo miras con una sonrisa dispuesta a olvidar el tema- Sí, sería lo mejor.
La velada transcurrió y los dos terminaron de comer en un rato, pagaron la cuenta y se dirigieron a la cabaña. Ahí fuiste al patio trasero de esta, en el habían varios árboles y troncos, te sentaste en uno de ellos, y sin darte cuenta Tom estaba a tu lado.
Tom: -Te abrazó por la espalda- ¿Cómo estas?
Tu: Bien Bien *sonríes* Pensaba…
Tom: ¿En mi?
Tu: *ríes* Sí, en ti mister ego. –Vuelves a reír- Te involucra a ti pero no en su totalidad.
Tom: Ah, ¿sí?
Tu: En realidad si te involucra a ti… -Te sientas en el tronco junto a Tom y apoyas tu cabeza en su hombro izquierdo, la oscuridad de la noche no dejaba ver nada sólo el brillo de la luna permitía una escasa luz-… ¿Has pensado en un futuro?
Tom: ¿Un futuro?, ¿como cual?
Tu: En un futuro junto a mí…
Tom: Todos los días, preciosa –Pasa su brazo por tu espalda para finalmente abrazarte- Pienso en los dos juntos haciendo galletas *sonríe*
Tu: ¿Galletas?, ¿por qué galletas?
Tom: Ese es mi estereotipo de una vida de abuelitos *sonríe*
Tu: Ouu, eres una ternura, amor –Le das un besito-
Tom: ¿A ese futuro te referías?
Tu: Se podría decir que sí *ríes*

Tom: Entonces, a ¿cuál?
Tu: Bueno…-Estabas nerviosa, no sabías el por qué, pero no querías decirlo, ¿y si no le gustaba?-…estaba imaginándome a los dos, con Zanahoria y…
Tom: -Te interrumpe-… ¿Hijos?
Tu: -Lo miras-…Sí…
Tom: -Te abraza más fuerte y te besa el cuello- Eso sería lo más hermoso que me podría pasar, imagínalo, una pequeña (tn) –En su rostro se dibujo una sonrisa al imaginarlo-
Tu: O un pequeño Tom –Lo imaginaste y te pereció demasiado tierno, un pequeño Tom- Ouu que hermoso sería eso… -Te das vuelta para besarlo-
Tom: Debo de confesar que la idea es bastante bella, serías una perfecta madre, una perfecta esposa…–Vuelve a darte un beso en el cuello y se acerca a tu oído-…y una perfecta amante –Susurró en tu oído-
Tu: -Te das vuelta para observarlo- ¿A sí? –Le dices sensualmente- ¿Y acaso, no lo soy ahora? –Lo miras coqueta y sensual-
Tom: -Tu mirada era tan provocadora que comenzó a desearte- También, hermosa
Comenzaste a gatear como una gata hacía él hasta que llegaste a sus labios, te sentaste en el tronco y le acariciaste con tus manos sus dos mejillas dándole un beso apasionado, enrollaste tus piernas en su cadera pasando, luego, tus manos alrededor de su cuello. Su sensual piercing en el labio hacía que el beso tomara un aire más sexy, jugaste con su piercing y el jugó con tu piercing del labio, el piering tuyo también causaba más sensualidad ya que jugabas con su lengua y el con los labios. Te levantaste del tronco, quedando frente a frente, logrando que Tom retrocediera unos pasos, en ningún instante alejaron sus labios. Hiciste que Tom cayera al suelo quedando arriba de él, la oscuridad de la noche y el brillo de la luna cayendo en sus cuerpos hacía que sus cuerpos fueran los únicos en ese lugar no había otra persona, solo ustedes. 
Retiraste su “polera” para así contemplar sus pectorales y abdominales bien formados, aquel hombre era un Dios. Diste un recorrido de besos por aquel cuerpo sensacional mientras que retirabas tu vestido. Estar con poca ropa en un ambiente libre no les incomodaba, al contrario, hacía que sus movimientos fueran más íntimos. Retiraste su pantalón junto con sus bóxers y el retiro tu short junto con tus bragas. Tom se dio vuelta dejándote debajo de el, ahí acarició tu cadera para luego hacer un recorrido por tus pechos, jugaba con su lengua y tu gemías de placer, moviendo las caderas deseando que Tom bajara un poco. Sentiste el aire nocturno correr por tu rostro y sonreíste, es que Tom y tu hacían el amor en todas partes, reíste. Aquel hombre bajó dando besos en tu pelvis, tu jadeabas de excitación y luego Tom abrió tus mulsos para tener una mejor posición, volvió a besar tus labios y comenzó a entrar en ti. Que el entrara en ti era la mejor sensación del mundo. Observaste su rostro que comenzaba a sudar de apoco y te excitaste más, su rostro era tan sensual que hacía descontrolar a todas las hormonas, moviste tus caderas haciendo del acto uno más provocador y sensual. 
Tom: -Tomó tus manos mientras te penetraba-..te… amo… y… nunca…te…dejaré…ir… -Su respiración era agitada y te la dio a conocer cuando se acercó para darte un beso tierno y romántico para el momento.
***

Hamburgo, Alemania.
Luego de la horrible confesión que le había dado Marius a Andreas, este no volvió a la casa, no podía, el rencor que le había causado su padre había sido muy fuerte e inmenso que con sólo verlo le iba a causar ganar de llorar. Andreas, que muy afectado se veía, se dirigió donde su único y fiel amigo de la infancia, Bill. Bill lo acogió en su casa por dos semanas, a pesar de estar "molestos" por lo de Tom, entre los dos ya estaban más tranquilos y al fin Andreas había comprendido las intenciones de Tom. Un día Bill comenzó a hablar con Andreas, él había tenido una decaída, por lo tanto, decidió animarlo, estuvo varios minutos con esos pensamientos, Andreas, hasta que por fin, Bill logró calmarlo. Cuando de repente salió el tema de Tom y tú.
Bill: ¿Te gustaría volver a ver a (tn)?
Andreas: -Su rostro cambió a uno de alegría- Sí, por supuesto, puede que en un principio tenía muchos rencores hacía Tom, pero era porque no me había dado cuenta que el había cambiado... Ahora me arrepiento de lo que les dije e hice, ojala pudiera verlos de nuevo, a los dos...
Bill: -Reaccionó, tal vez Andreas de verdad estaba arrepentido- ¿Y si supieras donde están ahora, irías a verlos?
Andreas: -Se formó una curiosidad en su interior ¿acaso Bill sabía algo?- … ¿Sabes donde están? –Lo miró con rostro lastimero-
Bill: -Se colocó nervioso- No, para nada…
Andreas: Hombre, entiende, no sabes mentir. Dime, tu sabes algo –Su curiosidad comenzó a ansiarlo- prometo que no la buscaré, si ella se fue, fue por algo así que respetaré su deseo… Pero por favor dime, para mantenerme en calma
Bill: ¿Seguro?
Andreas: Seguro.



Oh, me dio mucha impotencia, tenía escrito el final de este capítulo, que era super bueno, ¿y, qué pasó?, se borró >:ccc tuve que colocar esa narración fea :c XDD, bueno, de todos modos, GRACIAS por sus comentarios, de nuevo *-* son lindas <3 espero que les haya gustado el capítulo, lo encontré tiernucho, bueno, les aviso que cualquier duda, sugerencia, crítica o algo pueden preguntar en mi ask: Haz click .. Vibras positivas, que tengan un lindo día y disfruten de su tiempo, comenten ♥.

viernes, 16 de noviembre de 2012

"Capítulo 7..."

Tu: -Te paras al lado de ella y la miras seria- ¿Qué hacen?
Chica: Ehe… -Te mira algo confundida- ¿Quién eres?
Tu: Oh, disculpa –Tu tono de voz era bastante sarcástico, pero al parecer ella no lo notó, que ilusa la rubia- soy (tn), la novia de Tom –Le sonríes con orgullo-
Chica: Ah, la novia… Emm, bueno, me llamo Brenda, la ex-novia de Tom –La chica sonrío victoriosa, como si con eso te hubiera sacado celos y bueno, lo había logrado-
Tom: -Observaba la escena como si estuviera en el cine, solo le faltaban las palomitas-
Tu: Ah, con que eres la ex novia –Ríes sarcásticamente- no sabía que Tom tuviera gustos tan plásticos.
Brenda: -Te mira ofendida- Hey!
Tu: ¿Qué?, ¿acaso te molesta la verdad?, pobre de ti, entonces, querida.
Tom: -Sonrío pero no pudiste verlo, estabas pendiente en el rostro de la chica, deseabas su humillación-
Brenda: Bueno yo… -Te observó buscando algún defecto sin éxito-…me voy, -Mira a Tom- Adiós querido, fue un gusto volver a verte –Le guiña el ojo y te mira- gracias, querida, por tu... sinceridad –Se retira del lugar-
Tu: -Sonríes victoriosa y te sientas en la toalla-
Tom: -Te mira y te acaricia el muslo- ¿Celos?
Tu: -Lo miras seria- ¿Celos?, ¿yo? –Retiras su mano- No, y no me toques. –Miras el mar-
Tom: -Ríe ante actitud tan celosa- Ay, niña eres muy obvia –Te da un abrazo intentando robarte un beso-
Tu: Mmmr –Intentas alejarte pero Tom no te dejaba- Aléjate, intento permanecer enojada contigo
Zanahoria: -Se subió arriba de Tom ladrando dulcemente para que te soltará-
Tom: ¡Zanahoria!, ¿por qué te entrometes de nuevo? *Ríe* -Le acaricia el torso-
Tu: -Permaneciste seria a pesar de que la escena te pareciera bastante tierna-
Tom: -Te miró de reojo y de repente te robó un beso tan rápido que no alcanzaste a girar la cabeza-
Tu: ¡Hey! –Haces una mueca- es imposible permanecer enojada contigo, cruel –Le haces una mueca-
Tom: Es porque me amas, me adoras.
Tu: Okey mister ego.
Tom: *ríe* es la verdad
Tu: Oye… -Te quedas un rato en silencio, Tom te miraba atento-… ¿Quién era exactamente ella?
Tom: ¿En serio quieres saberlo?, ¿tan celosa estás?
Tu: -Te ríes algo avergonzada ya que tenía un poco de razón y le das un leve golpe en el brazo- No, tonto… Solo quiero saber *Sonríes* prometo no matarla.
Tom: *ríe* esta bien, pero luego no te me pongas peor. Brenda y yo nos conocimos en Múnich hace más de dos años, la vi por primera vez en una disco donde fui invitado para ver modelos y entre ellas estaba ella, ahí la conocí y… -Decidió guardarse acontecimientos- pude conocerla más. Lo que tuve con ella no fue si quiera una relación, fue con “Hola, adiós”.
Tu: -En tu rostro ya se podían contemplar tus celos- Ah, que simpática entonces. –Vuelves a mirar el mar-
Tom: Ya, vamos (tn) dime que tu no has tenido a otras personas antes que yo
Tu: -Lo miras- Tu fuiste el único.
Tom: -Tom se sorprende y te mira anonadado- ¿Enserio?
Tu: *ríes* No, en realidad tuve a varios chicos, pero no es bonito hablar de ellos contigo –Te acomodas en la toalla mirándolo, él hace lo mismo y terminan mirándose-
Tom: Pero… Cuéntame de alguno no soy tan celoso como tú –Ríe molestándote-
Tu: Ay, que eres molesto –Le das un leve golpe en el brazo riendo-
Tom: *ríe* No, ya, enserio, cuéntame, soy todo oídos.
Tu: Mmm… Tuve a varios chicos que dejaron sólo recuerdos amargos en mi memoria y también una mala imagen en los hombres, pero sólo uno me respetó y amó –Viste como el rostro de Tom se hacía serio- el se llamaba Tom Kaulitz.
Tom: (Tn) –Te mira serio- Ya, sin bromas, cuéntame –Hace una mueca de tristeza-
Tu: *ríes* Del que más me acuerdo es de Mike, él fue uno de mis primeros amores y es el que cambió bruscamente mi impresión hacía el sexo masculino… -Miras el horizonte recordando sucesos-…Era lo máximo estar junto a él pero como todo inicio tiene un final terminé con el apenas me enteré que me era infiel. –Miras el suelo y luego a Tom-
Tom: Wow, si tuviera a ese tipo al lado mío te juro que lo hago puré.
Tu: -Ríes pero luego quedas seria al recordar a Mike-
Mike había sido uno de los chicos más importantes para ti junto con Marius, Tom, Andreas, Gustav, Georg y Bill. Le habías entregado todo, apenas tenías dieciséis años pero crías que lo amabas. En ese entonces, eras la chica nueva y tímida del colegio, el comenzó a hablar contigo de apoco, sentiste que te tenía interés y con el tiempo te encariñaste demasiado, los días hicieron lo suyo y decidieron vivir juntos, todo pasó tan rápido que ni recordabas como llegaron a ese límite siendo tan jóvenes. Un día tú y él fueron a un mirador desde su auto y ahí fue donde te entregaste a él por primera vez, ahí dejaste depositada en él tu niñez, inocencia y pureza, esa fue tu primera relación sexual, confiaste en el hasta por los pies y le entregaste tu amor más profundo, en ese entonces no tenías a nadie que te amará o que pudieras amar por lo tanto el era lo más importante. Luego de un mes te enteraste de la verdad, él había estado contigo por diversión, él no sentía lo más mínimo por ti y mientras tu habías entregado todo tu amor e inocencia a él, aquel hombre se había acostado con más de quince chicas y trece de ellas eran tus supuestas “amigas” sin contar a Javiera y Constanza porque ellas fueron las que te dieron semejante noticia, cuando te enteraste de esto explotaste, el se había llevado todo de ti y ni siquiera había sentido algo, eso definitivamente marcó tu adolescencia transformándola en desolación e impotencia más lo problemas familiares. El no era verdad.
Tom: -Interrumpió tus pensamientos- ¿(Tn)?, ¿te encuentras bien? –Te observa preocupado-
Tu: -Sales de tus pensamientos- ¿Ah?, si, si, ¿qué pasó?
Tom: ¿Ocurre algo?, ¿recordar el pasado te hizo mal?
Tu: -Tuviste unas ganas enormes de contarle la historia pero no ibas a sacar nada, lo único que irías a lograr sería que Tom te tuviera pena, no.- Ya no importa –Te acercas a el y te apoyas en su pecho- lo que importa es que estás a mi lado, sé que es de verdad y que no es una farsa... te amo –Le ibas a dar un beso en los labios pero Tom te dijo algo así que decidiste darle uno en la nariz-
Tom: El en verdad, marcó demasiado tu vida…
Tu: -Miras el suelo- Tom, desearía que…
Tom: -Te interrumpe- Me pasó algo parecido, sólo que fue hace mucho…
Tu: -Te interesó, ¿acaso a Tom le habría pasado algo parecido a lo tuyo?- ¿Enserio?, cuéntame.
Tom: Mmm… ¿Enserio quieres saber?
Tu: ¿Por qué creo que acabamos de tener esta conversación? *ríes*
Tom: *ríe* bueno, cuando tenía dieciséis años entable una amistad con una chica mayor, ella tenía unos veintitrés años en ese entonces, estuvimos hablando por varias semanas hasta que al final terminamos saliendo, ella me engrupió mucho y me enseñó muchas cosas. En fin, resulta que ella tenía un novio que tenía veinticuatro años y que al enterase me hizo mierda, literalmente. Me dolió mucho el hecho de que me mintiera y también los golpes pero eso me marcó mucho, me hizo comprender que las mujeres también pueden hacer lo suyo. Hasta el día de hoy la maldigo.
Tu: *ríes* ¿Qué pasaría si llego un día a decirte que estoy con otra persona? –Te sorprendes- No, que horrible, no podría hacerlo, yo sólo te amo a ti –Le das un besito juguetón-
Tom: -Te recibe el beso- Entro en depresión –Pone rostro triste-
Tu: No, nunca lo haría, sólo podría estar contigo, nadie más. –Tomas a Zanahoria-...y el *ríes*
Tom: -Te da un beso romántico mientras acaricia a Zanahoria-.
Los minutos se fueron volando y comenzó a hacerse de noche, decidieron guardar las cosas y hacer un picnic en las rocas de la playa, era un sector donde el agua llegaba pero no alcanzaba a mojarlos. Estuvieron varias horas ahí hablando de varias cosas con y sin sentido, hablaban del futuro, del trabajo, del dinero, de su amor, de amores pasados, del tema que hablaron hace un rato, llegando finalmente a tu familia. Tú le contaste a Tom todos los problemas que ocurrieron en tu niñez y adolescencia respecto a tus padres, el no conocía todo con exactitud pero ahora si lo sabía, el se enteró que tenías un hermano llamado Ignacio, que tenías un padrastro y que tu madre había muerto, el escuchaba con atención tus declaraciones y lo hacía con tanto respeto que te causaba ternura. La luna apareció oscureciendo las rocas y el mar, el brillo del agua en las rocas hacía que el entorno se hiciera más acogedor y romántico, Tom y tu se besaron bajo el encantamiento de Cupido, sus cuerpos eran uno solo, unidos en un lugar público, en realidad no les importó ya que la playa estaba vacía y la oscuridad era absoluta en ese sector. Los dos crearon amor esa noche una vez más. Luego, Tom te llevó en brazo a la cabaña para finalmente dormir juntos.

Después de una semana, 19:39 hrs.
Esa semana en la playa había sido tan romántica para ustedes y a la vez tan intima que se habían transformado en las vacaciones más hermosas que jamás habían tenido. Tom, esta vez, había decidido darte una sorpresa, no tenías idea pero según el iba a ser la más hermosa y sorprendente, eso sí, lo que más te llamó la atención fue que tenías que ir vestida semi formal.
Tu: -Vas a la puerta de entrada- Estoy lista *Sonríes*
Tom: -Te mira contemplando tu cuerpo, te habías puesto un vestido de tono Calipso que era ajustado a tu cuerpo por lo tanto iba perfecto con tus curvas, tu cabello era relajado suelto y tu maquillaje era natural con los ojos un poco delineados- Wow, (tn) te ves her-mo-sa –Se acerca a ti y te plantea un beso de deseo-
Tu: Tranquilo tigre *ríes* ya vamos *sonríes*
Tom: Vamos preciosa-Dejó que salieras primero para tener una mejor vista de tu trasero, tu no te diste cuenta-
Subiste al auto y Tom dejó a Zanahoria en el patio de la casa para cuidarla, subiendo luego al auto. Ahí Tom condujo hasta un restaurante con un balcón donde se podían ver perfectamente las rocas y el mar junto el sol que poco a poco se iba ocultando en el océano. Los dos entraron y se sentaron en una mesa que se encontraba justamente a la orilla del balcón haciendo que la velada adaptara un ambiente más romántico.
Tom: -Toma tu mano- (Tn), esta semana ha sido realmente hermosa, gracias por estar aquí para mi, me siento agradecido porque te hayas cruzado en mi camino, has sido la dueña de mi corazón desde que te conocí…
Tu: -Sus palabras eran tan hermosas que siempre te dejaban sin aliento- Te amo –Te acercas a el y le das un beso tierno-
Mesero: -Llegando a la mesa- Ejem…
Tu: -Te sientas bien y te sonrojas- Oh, lo siento.
Mesero: -Ríe levemente- No se preocupe señorita, bueno, ¿Qué desean?
Tom pidió su cena al igual que tú y el mesero se retiró volviendo después de unos minutos con el pedido, luego se retiró nuevamente.
Tom: (Tn)… -Se pone un poco nervioso- Sabes, he estado pensando demasiado esto, no encuentro las palabras para decirlo pero, yo…




Gracias por sus comentarios aliens, espero que les haya gustado el capítulo, les aviso que la sorpresa está en el próximo capítulo :D así que esperen d1. Gracias por su tiempo & por leer esta humilde fic ♥ (Puede que suba capítulo antes del Sábado y nuevamente, otro el Sábado).

PD: Me han preguntado algunas aliens sobre mi otra fic "Solos en la oscuridad" que es la segunda temporada de "Todo pasó por algo", esta historia la congelé igual como había congelado esta, volveré a subir capítulo en esa fic cuando termine esta. De todos modos puede que suba antes, pero es poco probable. Gracias aliens por acordarse a pesar del tiempo (ya va un año._.) las ADORO♥.

domingo, 11 de noviembre de 2012

"Capítulo 6.."

Venecia, Italia. 20/Diciembre/2011.
"Ya han pasado cinco meses desde que envié la carta a mi padre, ya no recuerdo exactamente lo que había en su interior, lo único que me acuerdo era que ella estaba destinada para llegar a su buzón ayer. Mis nervios están completamente locos como el día el cual la entregué al correo... 
Bueno, es la hora de hablar sobre lo que me ha pasado estos últimos meses, primero que todo empezaré por Agosto, aquel mes fue muy dinámico y juvenil, junto con Tom la pasábamos haciendo muchas cosas, un día íbamos a la plaza de San Marcos, otro comprábamos muebles para la casa, dábamos paseos por los canales o pintábamos las paredes de la casa, recuerdo cuando pintamos la pared de nuestra habitación, esa fue la única diferente ya que tenía un dibujo incrustado en ella. 
Los meses fueron volviéndose cada vez más único y más íntimos, siempre teníamos algo nuevo que hacer y... *risa* hemos experimentado muchas cosas, y cuando digo COSAS puede que me refiera a lo que ustedes piensan *risa*. Aun que pareciera que nuestra vida aquí en Venecia es color rosa se equivocan, varias veces hemos caído en la desagradable discusión pero no duramos ni un segundo enojados, es una necesidad estar al lado del otro sin rencores, la armonía se hace cada vez más grande en nuestra casa."
***
Tom: (tn), ¡Apúrate mujer! -Grito desde la puerta central de la casa junto con las maletas-
Tu: -Llegando hacia él con dos maletas- Ya, ya... 
Tom: ¡Al fin!, ahora comprendo la razón por la cual dicen que las mujeres son complicadas -Mira las maletas- ¡¿Dos maletas?!, ¿No será mucho? -Va donde ti y te ayuda con una maleta-
Tu: -Caminan los dos hacia el auto con las maletas- De hecho, iba a llevar tres -Le sonríes-
Tom: Ay Dios mio, la mujer que tengo -Dijo mientras volvía a la casa cerrándola, colocando seguridad y vuelve al auto-
Tu: De todos modos me quieres -Sonríes como una niña mientras terminabas de guardar las maletas en el auto- 
Tom: Ñee -Pasa por al lado tuyo y te plantea un besito rápido, tipo topón- no te quiero, te amo -Se subió al auto-
Tu: -Cierras el maletero del auto subiendo luego al asiento del copiloto- ¿Estamos listos?
Tom: Al parecer sí..
Tu: -Miras los asientos traseros- ¡Mentira!, Tom, ¿como se te olvida? -Lo miras mal-
Tom: -Se extraña y mira los asientos traseros también- Ah.. *ríe* se me fue 
Tu: No si no me di cuenta -Dices sarcásticamente y bajas del auto entrando a la casa, saliendo luego con un perro en tus brazos- ¿Como se te olvida? -Abres la puerta del auto y metes al perro ahí- 
Tom: Son muchas cosas y eso que nos vamos solo por tres semanas 
Tu: No Kaulitz, que feo *ríes* -Volviste a cerrar y colocar seguridad a la casa, de nuevo, regresando al auto y sentándote por última vez- ¿No se nos queda nada más?
Tom: No -Sonríe como niño-
Tu: Ay que eres rico -Lo besas jugueteando y te separas para ponerte el cinturón de seguridad-
Tom: Bueno...-Mira hacia el frente-.. vamos *sonríe*
Salieron de la casa a las nueve de la mañana para llegar finalmente a una de las playas de Venecia aproximadamente a las una de la tarde. Tom había planeado un viaje a "Birspfk" de tres semanas con estadía en una cabaña sencilla.
Era hora de hacer algo diferente y que mejor que ir a la playa juntos y con zanahoria, zanahoria era un perro muy juguetón que lo encontraron en la calle hace tres meses, se encontraba sin dueño y en un estado terrible ya que su cuerpo estaba lleno de garrapatas y tenía una pata con un tajo enorme que no lo dejaba caminar, tu y Tom lo cogieron y lo llevaron al veterinario llenando todos los postes de las calles de Venecia con afiches por si aparecía el dueño, nadie los contactó por lo tanto decidieron adoptarlo y bautizarlo como Zanahoria, el gran y divertido nombre de le ocurrió a Tom, según él era un nombre bastante único para un perro y decidieron llamarlo así, con el tiempo se fueron acostumbrando al curioso nombre. 

En la cabaña. Birspfk, Venecia.
Tu: -Dejando las maletas en la habitación- Aaah.. -Suspiraste y te echaste en la cama exhausta de llevar las maletas-
Tom: -Entrando- Te dije que llevabas muchas cosas *ríe* -Deja sus maletas y se tira a tu lado-
Zanahoria: -Entró a la habitación ladrando emocionado-
Tu: -Le das un beso- Que rico es estar así -Tu nariz chocó con la de él-
Zanahoria: -Ladró subiendo a la cama para empezar a lamer sus rostros-
Tom: ¡Ah! -Se aleja de Zanahoria-
Tu: *ríes* Jaja, ¡sale! -Extiendes tus manos alejando al perro de tu rostro-
Zanahoria: -Se aleja ladrando-
Tom: ¿Por qué te metes? justo cuando no deberías hacerlo -Le hace una mueca al perro-
Tu: *ríes* Jaja ya déjalo, quería unirse -Te sientas en la cama tomando a Zanahoria en tus brazos- ¿Quien es el perrito más lindo? tu, sí tu -Le haces cariño al perro que sacaba la lengua por satisfacción-
Tom: Oye -Se sienta y te mira con una mueca en su rostro de niño pequeño- Yo quiero ese cariño, no el perro >:c
Tu: *ríes* ¡Celoso! y de un perro -Miras a Zanahoria- mira, tu dueño esta celoso de ti -Le hablas al perro como si pudiera oírte-
Tom: No es que lo esté, pero ya esta estorbando >:c -Se levanta y te quita al perro de tus brazos-
Tu: Hey, no te lo lleves
Zanahoria: -Intentaba zafarse de los brazos de Tom para volver contigo, pero este no lo dejaba-
Tom: -Se lo llevó al living y volvió donde ti cerrando la puerta- Ahora si estamos tranquilos...
Tu: -Lo miras coqueta- Exacto
Tom: -Se acerca a ti y te acorrala en la cama- ¿Sabías que hoy estas bella?
Tu: -Sonríes sensualmente- ¿Enserio lo crees, querido? -Tu tono de voz era suave y relajado, pero sobre todo femenino-
Tom pasa su mano por tus caderas mientras empezaba a besar tu cuello.
Tom: Por supuesto, mi lady
Alzaste las manos para agarrar la sábana, Tom comenzó a rosar tu cuerpo lentamente, causando excitación en ti, una de sus manos tocó tu muslo derecho acariciándolo y levantándolo, tu lo cruzaste en su cadera, esa posición dejaba mucho a la imaginación. Retiró tu blusa de tu cuerpo dejando tu abdomen y tus pechos a la vista.
Tu físico estaba más firme y sexy gracias a los ejercicios que estabas realizando estos últimos meses, tu abdomen estaba plano, tus caderas se hicieron más anchas, tu cintura disminuyó un poco y tu trasero estaba bien ejercitado, parecías una diosa.

Su cuerpo transmitía calor al tuyo y su respiración tan cerca te hacía sentir más unida a Tom, se deslizó por tu cuerpo creando un recorrido de besos desde tu abdomen hasta llegar a tu pecho, tu corazón comenzó a latir rápidamente, Tom pudo sentir al igual que escuchar los latidos de tu corazón. Sonrío al sentirlo y te entregó un delicado rose en tu labio superior, pasó su mano a tus mejillas acariciándolas y te dio un beso esquimal los dos rieron por aquel acto tan tierno.
Tom: Tan linda que salió mi niña…
Observó tus ojos con deseo junto con seriedad, aquel hombre era tan tierno pero a la vez tan hermosamente provocador y rudo, esa era la principal característica de Tom y amabas eso. Volvió con las caricias bajando lentamente por tus caderas, rosando su pantalón con uno de tus muslos, retiró tu short y contempló tus piernas.
Acariciaste su espalda y luego su pecho bajando hasta llegar a su pantalón.
Tu: -Acercaste tus labios a su oído susurrando-Te verías mejor sin ellos, cariño…
Tom: Si mi dama lo desea –Sonríe perverso-
Te sentaste arriba de él desabrochando su pantalón lentamente haciendo que el acto fuera excitante. Tom respiraba en tu cuello y dándole suaves besos. El hombre te recostó en la cama posicionándose arriba tuyo. Retiró completamente su pantalón al igual que sus bóxers y tus bragas. Sus manos acariciaron tus caderas mientras que rosaba su miembro con tu feminidad. Soltaste un gemido al sentirlo tan cerca mientras que Tom disfrutaba de tus expresiones al igual que el sonido que soltabas cuando el te tocaba, eso lo excitaba más. Comenzó a penetrarte lentamente mientras pasaba su lengua por tu pezón izquierdo, cada vez que Tom entraba y salía de ti causaba que te excitaras cada vez más y que también comenzaras a gemir más alto. Tom sonreía al ver como disfrutabas, lo hacía sentir más hombre y capaz de satisfacer a la única mujer que amaba, y era cierto, antes de Tom habías tenido otros novios y habías tenido otras aventuras pero ninguno era tan bueno como aquel hombre que causaba la locura de tus hormonas, te hacía sentir en cada momento como si fueras una virgen, que con un pequeño tacto se excitaba.
Empezaste a mover tus caderas al ritmo de la penetración, Tom gemía más alto, hasta que los dos llegaron a su orgasmo. Te sentiste única al liberarte de esa manera, era tan divertido y especial hacer el amor con Tom, era un lenguaje con el tacto.
Tom, exhausto, besó tus labios para luego salir de tu interior y recostarse a tu lado. Su respiración se volvía más calmada.
Tom: Me haces sentir lleno… -Suspiró feliz-
Tu: -Miraste a Tom- Te ves tan sensual así todo transpirado *ríes* -Acaricias su pecho-
Tom: Así que soy sensual –Levanta una ceja sonriendo-
Tu: -Ríes sonrojada y te deslizas por las sábanas hasta llegar a su oído-…me encantas…
Volvió a besar tus labios con deseo.
Tu: Nunca te cansas –Ríes mientras se besan-
Tom: -Acaricia tus mejillas y te mira directamente a los ojos- De ti, jamás.
Lo abrazas y apoyas tu cabeza en su pecho. Te dio un fraternal beso en la nariz y luego en la frente.
Estuvieron varios minutos en esa posición, e incluso te quedaste dormida por un rato, Tom contemplaba tu rostro al igual que tu cuerpo que se encontraba completamente desnudo e iluminado por la bella luz del sol, proveniente del ventanal de la cabaña. Luego de unos minutos...
Tom: -Acariciando tu cabello- ¿(Tn)?
Tu: -Media dormida- ¿Ah?, ¿Qué?
Tom: ¿Vamos a la playa?
Tu: -Restriegas tus ojos- De acuerdo, pero, ¿qué hora es?
Tom: -Estira su mano para sacar el reloj de su mesita de noche, toma el reloj y mira la hora, eran las 3:19 de la tarde- Son las tres, ¿vamos?
Tu: Ya *Sonríes*
Te levantas al igual que Tom y se duchan juntos. Luego de arreglarse y guardar lo necesario en un bolso le colocaste una correa a Zanahoria. Los tres salieron a tener una tarde en la playa. Al llegar.
Tom: Que hermosa playa –Mira hacía el mar, el agua era bastante limpia y transparente-
Tu: Y la arena esta suave, que rico *Sonríes*
Se acercaron más y echaron las toallas en la arena para luego recostarse, amarraste la correa de Zanahoria al quitasol. 
Tu: Que agradable está el clima –Observas el horizonte-
Tom: -Se coloca lentes de sol- Si, bastante…
Tu: Voy a ver como esta el agua, ¿vienes?
Tom: No, ve tú, yo mientras veré como te ves con traje de baño en el agua, aaay pero que hermosa mi sirena -Te lanza un beso con su mano-
Tu: *Ríes* -Recibes su beso- si claro, bueno pero luego no te quejes –Te sacas la ropa para quedarte en bikini, tu bikini era bastante bonito, era rojo cruzado estilo pin-up, te veías bastante bonita ya que era para ti, soltaste tu cabello negro azulado que te llegaba a la cintura-
Tom observaba embobado tu cuerpo y tu solo reías, caminaste hacía el agua y la tocaste con los pies, estaba tibia y te introdujiste más al interior para terminar flotando, el agua tenía una temperatura agradable y el oleaje era suave, no había mucha gente a tu alrededor por esa misma razón el ambiente comenzaba a gustarte. Era tan bonito, como si cada detalle tuviera importancia, que hermosa era la naturaleza. Decidiste darte la vuelta para observar a Tom pero algo te llamo la atención, estaba con alguien, te acercaste más para poder ver con quien estaba y pudiste reconocer a una rubia con cuerpo plástico que le hablaba con cierta naturalidad, sentiste un pequeño sentimiento en tu ser: celos. Saliste del agua para llegar donde ellos, miraste bien a la chica y te causo un rechazo al instante, al llegar donde ellos.
Tu: -Te paras al lado de ella y la miras seria- ¿Qué hacen?
Chica: Ehe… -Te mira algo confundida- ¿Quién eres?
Tu: Oh, disculpa –Tu tono de voz era bastante sarcástico, pero al parecer ella no lo notó, que ilusa la rubia- soy (tn), la novia de Tom –Le sonríes con orgullo-
Chica: Ah, la novia… Emm, bueno, me llamo Brenda, la ex-novia de Tom –La chica sonrío victoriosa, como si con eso te hubiera sacado celos y bueno, lo logró-
Tom: -Observaba la escena como si estuviera en el cine, solo le faltaban las palomitas-
Tu: …




Uuuuy chicas, espero que les haya gustado el capítulo y gracias por su tiempo c: Gracias, también, por sus comentarios en el capítulo anterior y comenten :3 Le aviso que una sorpresa se esta acercando, falta poco para que salga a la luz :D así que me despido y hasta el próximo Sábado, las quiero un montón y vibras positivas hermosas aliens ♥ 

sábado, 10 de noviembre de 2012

"Capítulo 5..."

Tu: Estoy nerviosa.. ¿Que pensará al leer la carta?
Tom: Mujer, relájate, todo saldrá bien, con tal de que no sepa en donde estamos todo irá bien, además el correo donde enviaste la carta se caracteriza por la posibilidad de enviar cartas de manera anónima sin saber su origen.
Tu: mmm... Aun así me pone nerviosa el hecho de que el la lea..
Tom: Tranquila, yo estoy aquí -Te abraza-...Estaré a tu lado pase lo que pase..
Tu: *Sonríes* eres lo máximo, amor -Lo abrazas sintiendo su confianza y seguridad-

***

En Hamburgo, Alemania. Cinco meses después.
"Ya no doy más de la desesperación, ¿alguna señal, pista, dirección... ALGO?, ¿Por qué mi preciosa (tn)?, ya me han separado de ti una vez y me vuelven a arrebatarte, lo que menos deseaba era tu huida, solo deseaba que disfrutaras lo que has perdido en toda tu infancia y adolescencia, ¿Por qué no comprendiste que deseaba lo mejor para ti?... Ojalá llegues de nuevo por esa puerta con una sonrisa diciendo -No pasó nada, estoy bien-."
Marius miraba con una expresión vacía hacía la puerta de entrada, había estado ahí todo el día, luego de la partida de su hija su vida rutinaria había cambiado. No había ido a trabajar, lo llamaban por teléfono pero el no contestaba, no había vuelto a hablar con los padres de los Kaulitz, ni con sus amigos, nada... Sus días se habían basado en la desolación y en soledad absoluta... Hasta que un día.
Andreas: Padre, ya basta.
Marius: ¿Qué quieres, hijo? -Lo miró fraternalmente, si ya había perdido a su primera hija obviamente no quería que eso ocurriera con el segundo-
Andreas: Basta. Tn no llegará, tenemos que buscarla, no nos podemos quedar de brazos cruzados y me extraña de tu parte el hecho de que estés así.
Marius: -Comenzó a reflexionar-
Andreas: -Lo miró con esperanza- ... Además, mira, hay cartas -Tomo una masa de cartas cerradas y las dejó en las piernas de él-  muuchas y no has leído ninguna, tienes suerte de tenerme sino nos hubieran cortado la luz y el gas.
Marius: -Soltó un sollozo- Gracias hijo.. Lamento no haber sido un mejor padre para ti...
Al oír a su padre decir aquella frase, a Andreas se le destrozó, metafóricamente, el alma.. Él consideraba a su padre el mejor del universo, cuando era creyente siempre daba gracias al "Señor" por tener un padre como él. Maldijo a su hermana en su interior, ¿como pudo ser tan desconsiderada?
Andreas: -Se agacho para quedar a la altura de tu padre y se apoyó en el sillón donde estaba sentado él- Padre, no digas eso... Has sido el mejor padre, has dado tu vida por mi, no seas pesimista y no te tires abajo, mereces que te traten mejor no como lo hizo (tn).. Ella es solo una niña, no sabe de la vida.
Marius: -Lo miro desolado- ¿En verdad crees que soy el mejor padre? -Sollozó-
Andreas: Sí -Le tomó la mano-
Marius: -Miro su mano junto a la de su hijo- Andreas... -Empezó a llorar pero esta vez como nunca lo había echo, como si hubiera estado ocultando algo- no.. -Soltó su mano de la de él-
Andreas: ¿Que ocurre?
Marius: -Dejó de lado su llanto para poder hablar- ¿Como es posible que consideres "mejor padre" a alguien que quitó y robó tu niñez, a alguien que lo único que quería era ganar dinero a través de su hijo, como consideras buena a una persona que no pensaba en tu felicidad cuando te mandó a la fama para solo quedar beneficiado él?... -Volvió a llorar- No te he dicho la verdad, Andreas.. Me siento humillado al tratarte así en un principio.
Andreas no tenía palabras, ¿Acaso eso era real?, ¿En verdad su padre le había dicho eso?, su propio padre, por el cual hubiera dejado sus manos al fuego.
Andreas: -Decepcionado se alejó de él, parándose sin palabras, deseando tapar sus oídos ante semejante afirmación-
Marius: -Miró la puerta de entrada, sentía mucha vergüenza de si mismo al mirarlo- La verdadera razón por la cual somos millonarios fue esa, quería dinero lo necesitaba tu madre me dio un poco del suyo pero eso no me satisfago, era demasiado testarudo y exigente que te mande a la fama al instante en el cual me contaste de tus deseos de ser famoso, no pensé en tu gran y casi imposible deseo sino en la fama, el dinero que podía causar tu éxito, abuse de tus sueños robando tu infancia siendo egoísta... No me mereces, mereces a tu madre que mucho dio por ti, por algo la madre de tu hermana se separó de mi, ¡Fue por eso!, en esos momentos ya veía el dinero como algo primordial... Gracias a Dios que tu hermana se fue, menos mal que se alejó de este ambiente.
Andreas: -No daba más, no podía seguir escuchando aquella confesión, era mucho para él- ...
Andreas se fue alejando de su padre cada vez que soltaba una nueva palabra llegando así a la pared, cuando este finalizó Andreas se retiró de aquella casa, llegando a la calle. Miró la casa por fuera. Aquella lujosa mansión... Tomo su cigarro y comenzó a aspirar de él. Deseaba huir, no quería ni volver a ver ese maldito recinto. Decidió ir a la casa de los Kaulitz.

Mientras Marius...
Aquel hombre arrepentido de sus actos lloraba a más no poder, definitivamente le estaba llegando el karma de la peor manera que podía llegar.. Al cabo de media hora se acordó de las cartas que le había dejado su hijo.. Las primeras no eran bastante importantes y las dejó a un lado hasta que leyó una que lo dejó intacto. 
"
06/Agosto/2011
Estimado Marius Tabano: 
Debo de confesar que nunca en mi vida he escrito una carta tan importante como esta pero bueno, lo intentaré. Primero que todo quisiera pedirte una disculpa, no quise llegar a este punto, sé que lo que hice estuvo horrible pero no tuve opción en ese instante, yo.. Solo quería seguir a mi corazón, obviamente no de esta manera. Lamento haberte decepcionado al irme, pero repito, no tenía opción, buscabas mi bien pero lo que no sabías era que yo ya estaba siendo feliz no me oíste y creo que ese fue el error, mio y tuyo. Quise enviarte esta carta para informarte que estoy de maravilla y sí, estoy junto a Tom, pero debo de confesarte que me siento genial al lado de el y me veo con el derecho de decirte que no te preocupes ya que el cuida de mi como yo cuido de el. Espero que algún día tu también comprendas mi punto de vista.
He planeado todo, esta cara te llegará en Diciembre osea pasarán cinco meses, la verdad presiento que me quedaré aquí con Tom por un largo tiempo. Y en el caso de que me pasara algo no dudaré en enviarte una carta como ahora. Mi intensión no es alterarte, al contrario, quería lograr tu calma y que tuvieras en cuenta que me encuentro bien y en perfectas condiciones. Me despido y muchos saludos para la familia junto con Constanza y Javiera.
Atte: (Tu nombre completo)"

Marius soltó la carta en el mismo instante que terminó de leerla, no tenía palabras... Su propia hija le había enviado una carta y lo había echo hace más de cinco meses. Por su mente no había nada, estaba seguro de que su sangre no estaba llegando a sus órganos, como si su sistema nervioso hubiera dejado de funcionar. Creyó haberse introducido en un sueño vago y creyó haber caído en una dura superficie.


***
Venecia, Italia. 20/Diciembre/2011.
"Ya han pasado cinco meses desde que envié la carta a mi padre, ya no recuerdo exactamente lo que había en su interior, lo único que me acuerdo era que la carta estaba destinada para llegar a su buzón ayer. Mis nervios están completamente locos como el día el cual la entregué al correo... Bueno, es la hora de hablar sobre lo que me ha pasado a mi estos últimos meses...






Aliens *-* aquí esta el primer capítulo del día, el otro lo subiré mañana... Gracias por su tiempo las amo demasiado y gracias también por sus comentarios siempre me sacan una sonrisa :D me despido y vibras positivas a cada una que lee esta humilde fic 

domingo, 4 de noviembre de 2012

"Capítulo 4..."

Tom: *Ríe* no, no, tu querías besarme
Tu: *ríes*
Tom: -Mira el horizonte riendo-
Tu: -Paras de reír y lo miras- como ahora... 
Tom: -Te mira- 
Acercaste tus labios a los de él, los miraste se veían carnosos, suaves, como solo Tom podía tener los labios, y lo besaste jugando con su piercing. Tom se posicionó arriba tuyo dejando tu cuerpo echado en el suelo. Aprovecharon el atardecer para que nadie los viera. Tom acariciaba tus manos y besaba tus labios.
Tu: Me siento.. tan feliz, enserio, satisfecha..
Sus cálidas manos tocaron tu abdomen haciendo un recorrido por el, sus cuerpos deseaban unirse pero reaccionaron, estaban en un lugar público, como hubieras deseado que la gente se esfumara para poder estar los dos solos.
Tu: *ríes* Tom, estamos en un lugar público -Lo empujas levemente para que se alejara-
Tom: -Hace una mueca de niño pequeño- es injusto, yo quería -Se sienta bien al igual que tú-
Tu: *ríes* que eres lindo -Reposas en su pecho-
Tom: Y tu no te me quedas atrás *sonríe* -Acaricia tu cabello-
Se quedan en silencio por unos segundos.
Tu: mira, la luna -Tu mirada se posó en la luna que salía lentamente para iluminar a todo ser con su brillo-
Tom: -Observa la luna- es hermosa...
Tu: -Lo miras- ¿más que yo? ah, así estamos entonces -Te haces la enojada-
Tom: *ríe* pero por supuesto que no, tu eres la más hermosa de todo el universo, en realidad, de la galaxia -Te abraza y te entrega un beso juguetón-
Tu: *ríes*
La luna comenzó a aparecer siendo lo único radiante en el cielo que empezaba a tornarse de un color azul marino. Parecían unos niños pequeños riendo y jugando con sus narices. El viento comenzó a rozar sus rostros de apoco, este causo que tu cabello empezara a alborotarse y que se posicionara en tu rostro.
Tom: -Alejó todo mechón de tu cabello que estorbaba en tu cara- Mi princesa.. -Contempló tu rostro, tus ojos, estos estaban de un color gris penetrante, Tom amaba tus ojos-
Ambos sonrieron expresando sus sentimientos incontrolables.
Tu: Lo único que quiero hacer es amarte, ese es mi objetivo..

***
El día anterior, en Alemania, Hamburgo...
Marius (tu padre): ¡Tn! -Golpeando la puerta de tu antigua habitación- niña, abre la puerta, no seas así, necesito hablar contigo... -No recibió sonido alguno-...¡NIÑA NO ME HAGAS RABIAR!..
No tuvo respuesta, eso le hizo extrañarse, giró la manilla de la puerta pero no podía abrir, estaba bloqueada.
Marius: -Quedó perplejo- ¡(tu nombre completo)! ABRE LA MALDITA PUERTA AHORA, ¡YA! -Golpeaba la puerta intentando abrir-
Andreas: -Se acercó a tu padre- ¿Qué ocurre?
Marius: Tu hermana no abre la puerta...
Andreas: -Lo miro sorprendido y miró la puerta- ¡TN, ABRE!
Tu padre se desesperó, ¿no estabas? ¿y a donde mierda te habías ido?
Marius: Debió haber salido.. Pero me extraña el hecho de que haya cerrado la puerta
Andreas: Iré a ver por el balcón..
Marius: De acuerdo, yo preguntaré a las chicas si salió con ellas..
Andreas: Bueno -Se fue al patio para poder ver por el balcón tu ex habitación-
Marius se dirigió a la habitación de Javiera.
Marius: Javiera, querida, lamento interrumpirte pero...
Javiera: -Miró a Marius que estaba entrando- ¿Que pasa?
Marius: ¿Has visto a mi hija?
Javiera: No la he visto en todo el día, ¿por qué?, ¿no está?
Marius: No, no lo esta y me esta empezando a preocupar, su habitación esta cerrada y no se puede abrir.
Javiera: -Se sorprendió, en su cabeza paso la suposición de que habías salido con Tom pero decidió no decirle para no traerte problemas- Le preguntaré a Bill si la ha visto..
Marius: Esta bien.. -Fue donde Constanza para preguntarle-
La casa comenzó a ponerse tensa, nadie sabía con quien estabas y tampoco habían rastros de ti. Andreas no pudo entrar a tu habitación y tampoco pudo ver el interior ya que había una tela cubriendo el ventanal. Las chicas le preguntaron a Gustav, a Georg, a Bill y a Dylan, pero ninguno sabía tu paradero. Marius pensó en Tom, tenía muchas sospechas de él, lo llamó pero no contestaba. Todos estaban angustiados que decidieron sentarse en el sillón de la sala principal, tu padre estaba a más no poder de la desesperación.
Constanza: Iré a ver a Tom a su casa.
Andreas: Iré contigo..
Constanza: No, iré yo sola..
Andreas: ¿Segura?
Constanza: Sí.
Coni se dirigió a la casa de los Kaulitz con la esperanza de encontrarte a ti junto a Tom. Al llegar tocó la puerta y Bill le abrió.
Bill: Hola *Sonríe* ¿Que haces acá?
Constanza: Bill, hola *Sonríe* ¿está Tom?
Bill: -Se puso nervioso- No, no lo está... ¿Por qué?
Constanza: ¿Seguro?, porque tengo la sospecha de que esta con (tu nombre), ya que no tengo el paradero de ninguno de los dos.
Bill: Emm... -Paso su mano por su nuca-..yo..
Gustav: -Apareció detrás de Bill- Él no tiene idea... Pero.. Coni...-Comenzó a pensar-..¿quieres pasar?
Constanza: Esta bien -Entró a la casa-
Bill: Ven.. -Señalo el sillón, se sentó el y luego Coni se ubicó a su lado-
Gustav: -Se sentó en otro sillón- Bueno, Coni... -Miro para los lados-..prométenos que no dirás nada, pero absolutamente nada -La miró preocupado-
Constanza: -Se asustó- Sí, obvio, ¿Por qué?, ¿Le pasó algo a Tom o a (tu nombre)?
Bill: No, están bien los dos...
Gustav: Lo que ocurre es que se fueron.
Constanza: ¡¿Se fueron?! ¿A donde?
Bill: No te podemos decir, le prometimos a Tom no decir palabra alguna acerca de su paradero...
Constanza: Pero.. ¡¿Por qué?!, ¡tengo el derecho de saberlo!, es mi amiga y se fue a no sé donde, ¿quieres que me quede tranquila?, pudo haberse ido del país o a otro continente ¡¿y no me quieres decir?!
Gustav: Coni, ya, calma... Están bien, ¿donde? nosotros tampoco sabemos con exactitud, pero por lo menos te contamos de esto.
Constanza: -Lo miró perpleja- Pero... Y ¿cuando?
Bill: Ayer.. en la tarde..
Constanza: -Se calmó-...Wow.. no tengo palabras..
Gustav: Ahora, Coni, si llegas a decir algo te juro, pero te juro que nos enojamos, porque ni siquiera debimos haberte dicho..
Constanza: Chicos, no se preocupen, no diré nada, estoy un poco más calmada...pero, ¿como lo van a ocultar? es un poco obvio que se fueron los dos..
Bill: Eso se va a saber tarde o temprano, la cosa es que no sabrán donde estarán, pero Tom me prometió que llamará cualquier cosa o si (tu nombre) desea decirle algo a su padre..
Constanza: ¿Y quien más sabe de esto?
Gustav: Nosotros. Bill, yo, Georg y tú.. Nadie más tiene que saberlo..

***
Una semana después, en Venecia.
Tom: ¿Estás segura?
Tu: .. Estoy un poco nerviosa, pero no me hagas dudar o sino me voy a arrepentir -Dijiste nerviosamente-
Tom: Hazlo de una vez entonces..
Tu: Bueno.. -Entraron al correo central de Venecia, lugar donde se puede recibir y enviar cartas a cualquier parte del mundo-
Tom: -Tomó tu mano-
Dejaste la carta para que el correo se encargara de enviarla, pagaste y salieron del lugar.
Tu: Estoy nerviosa.. ¿Que pensará al leer la carta? 
Tom: Mujer, relájate, todo saldrá bien, con tal de que no sepa en donde estamos todo irá bien, además el correo donde enviaste la carta se caracteriza por la posibilidad de enviar cartas de manera anónima sin saber su origen.
Tu: mmm... Aun así me pone nerviosa el hecho de que mi padre la lea..
Tom: Tranquila, yo estoy aquí -Te abraza-...Estaré a tu lado pase lo que pase..
Tu: *Sonríes*






Bueno, como os dije aquí esta el capítulo :D gracias por su tiempo y sus comentarios me alegran demasiado, las quiero y subiré dos capítulos este Sábado, estén atentas *-*... Adiós y vibras positivas hermosas aliens 

sábado, 3 de noviembre de 2012

"Capítulo 3..."

Tom y tú siguieron al gondolieri y subieron a la góndola, sabías que iba a ser un recorrido bastante romántico y te apoyaste en Tom mientras el gondoliere comenzaba a remar.
Tu: Sabías que cada día es hermoso gracias a ti *Sonríes*
Tom: *Sonríe* Eres mi musa, preciosa (tu nombre) -Posicionó su brazo al rededor de tu hombro y acariciaba tu mejilla-
El gondolieri colocó música, aquella melodía era lenta, suave y profunda a la vez.
Tu mente hizo un retroceso al pasado y sonreíste al pensar en tu nueva casa, tomaste la mano de Tom. Cuantas cosas se podrían hacer en ella, te entusiasmo la idea de ordenar los muebles, de diseñarla y de decorar cada detalle de ella, que juvenil era toda esta etapa.
Tom: -Te dio un tierno y fraternal beso en la frente-
En el recorrido sintieron que estaban unidos, no soltaron palabra alguna, solo habían palabras en sus mentes, sus palabras se expresaban a través de sus caricias, hasta que el recorrido finalizó.
Gondolieri: Bueno, esto ha sido todo, espero que les haya gustado bastante conocer las llamativas calles de Venecia, que tengan un bello día y disfruten la juventud *Sonrío*
Tom y tu se despidieron del señor, que día más bello.
Tu: El recorrido fue hermoso...
Comenzaron a caminar.
Tom: -Te abrazo de la cintura mientras caminaban- Si, sobre todo porque estaba contigo *Sonríe*
Tu: -Le sonríes de vuelta-
Siguieron caminando hasta llegar a la plaza más conocida de Venecia, Tom te guió a una estatua y se alejó sacando de su bolso una cámara, te sacó una foto.
Tu: * Sonriendo* Ya?, la sacaste?
Tom: Sí *Sonríe* -Se acerca a ti y te da un beso- saliste bella, preciosa
Tu: *Ríes*
Sacaron varias fotografías, a las calles, a los dos, a los canales, las estatuas, en general a todo por más mínimo que fuera. Estuvieron tomando fotografías hasta que llegaron a un museo el cual decidieron entrar.
En el interior del museo había una pared muy especial, era tan significativa y viva, se dividía por cuadrados con pinturas, cada cuadrado mostraba una escena, desde un principio hasta un misterioso final. Tomaste la mano de Tom y contemplaron los primeros dibujos, estos reflejaban felicidad, vida y alegría; estos cuadros eran más bien abstractos y su "intención" se podía deducir a través de los colores. Siguieron hacía la otra "sección" de la pared y en esta habían tres cuadrados, a diferencia de los otros en estos habían imágenes...
"...Hijo,
 tienes mucho que aprender,
creerás saber que hacer, 
pero no lo sabrás..."
En el primer dibujo de la "sección" de podía contemplar un paisaje natural, lleno de verde, y entre este dos personas, era un joven abrazado de un hombre, este hombre tenía algo peculiar que llamó tu atención, no sabías qué pero causaba cierto interés en ti. Seguiste con Tom al otro cuadrado.
En el segundo había un juego de colores derivados del azul, que daban la impresión de ser un cielo lluvioso, la idea del dibujo era reflejar una especie de perdida.
En el tercero y último se podía contemplar la imagen del mismo hombre adulto esta vez solo, sin ningún objeto o persona a su lado, su mirada iba dirigida al espectador de aquel dibujo, de su mirada se podía contemplar cierta decepción y pena. Sentiste demasiado profunda su mirada que decidiste esquivarla mirando a Tom, este miraba profundamente a aquel dibujo del hombre. Tom, al darse cuenta de tu mirada en su rostro te miró.
Tom: ¿Que ocurre?, ¿no te gustan?
Tu: No, al contrario, están bonitos, significativos..-Miraste de nuevo el rostro del hombre-..bastante significativo..
Siguieron a última "sección" o "etapa" de la pared, esta volvía a ser de dibujos abstractos, esta vez no expresaban alegría o felicidad sino que melancolía, nostalgia, desesperación... 
Algo tenían aquellos dibujos, algo había en ellos que sentiste profundamente el sentimiento que podían tener aquellos personajes. Te puso los vellos de punta, sentiste la escena muy familiar, comenzaste a pensar en tu padre.
Me pregunto que estarás haciendo en este preciso momento, en que estarás pensando, que pensarás de mi, seguirás queriéndome como antes, habrás comprendido mis ideales, habrás comprendido la razón por la cual hice esto...te habré decepcionado.
Padre, no quise causarte algún daño, no quise preocuparte, no quise separarme de ti, no quise decepcionarte, padre, no quise perderte...de nuevo.
Sé que creerás que me estoy contradiciendo sola, pero solo quería tu apoyo, no quería llegar a este límite, no lo quería hacer...solo buscaba tu comprensión.
Sentiste en dolor en el pecho, como una roca que rodaba por el. ¿Acaso estabas mal?, aquel acto egoísta tuyo había causado esto. Pensaste en lo que estaría pensando tu padre en estos momentos de ti, en su preocupación, su desesperación al no saber tu localización. Él solo quería "protegerte", no quería que "sufrieras", no deseaba el mal para un ser tan indefenso como tú.
Tom: ¿Ocurre algo? -Te observa preocupado-
Tu: -Moviste la cabeza sacando todos esos pensamientos de tu mente- Ah, si, si... Estaba pensando.
Tom: Me di cuenta *Ríe*
Su sonrisa te hizo sentirte un poco mejor, te sentiste culpable, sentías que estabas en lo incorrecto, te sentiste egoísta.
Tu: Quiero salir de aquí.. -Dijiste alejando de a poco esa mirada penetrante del hombre de aquel cuadro-
Tom: -Se extrañó- tn.. -Fue donde ti-
Tu: -Saliendo al exterior- ...
Tom: -Ya afuera del museo- ¿Que paso?
Tu: ... -Sacaste una caja de cigarros de tu bolsillo al igual que un encendedor y sacaste un cigarro encendiéndolo-..aquel hombre..-Aspiraste del cigarro-..su mirada... -Miraste un punto fijo por unos segundos y luego reaccionaste llevando el cigarro a tu boca-..no me trajo muy buenos recuerdos que digamos.. -Lo miraste-
Tom: -Observó tu rostro con compasión, comprendió que te referías a tu padre-... -Se acercó abrazándote, no hallaba palabras para consolarte-.. ¿Quieres volver a la casa?
La verdad lo deseabas, pero volverías a caer en lo mismo: egoísmo. Aspiraste del cigarro y devolviste todo el humo, yendo con él todos los pensamientos pesimistas. Habías salido con Tom para conocer Venecia, para pasarla bien, no para caer en recuerdos que arruinarían la salida.
Tu padre ya había causado su exilio de Alemania, lo querías demasiado pero estar en una casa sin poder ver a tu amor era mucho para ti. A la mierda, no sabías ya en que pensar.
Tu: Ya olvídalo, vamos a conocer Venecia, para eso salimos, ¿no? -Tu boca formó una sonrisa, pero por más que querías que se viera natural su falsedad en ella se podía notar-
Tom: Hum.. Bueno, vamos que aun queda todo un día *Sonríe* 
Definitivamente amabas a Tom, era tan bueno para subirte el animo a pesar de estar en tus peores momentos. Ambos volvieron a caminar y volvieron a hablar de cosas sin sentido, pero que a la vez les subía el animo, sobre todo a ti.
Tom: -Luego de unos minutos- ¿Estas arrepentida?
Tu: -Lo miras- ¿De qué?
Tom: Bueno.. -Mira para los lados y luego a ti-..de a ver venido conmigo a Venecia..
Tu: -Lo miras sorprendida- ¡¿Qué?! no, como se te ocurre *ríes* .. Acaso, ¿lo dudas?
Tom: Ayer para nada, ni hace unas horas tampoco, pero lo que paso en el museo me creó cierta curiosidad..
Tu: Tom, -Paras de caminar y le tomas las manos- nunca me voy a arrepentir de haber elegido estar acá, contigo, solos, sin que nadie nos controle, estoy muy feliz.. -Acaricias sus manos- y no creo que me arrepienta por el momento -Lo besas-
Tom: *Sonríe* Me alegro, entonces. -Te besa la frente-
Apartaste tu cuerpo de el y diste la vuelta para seguir recorriendo, pero algo te llamó la atención, de nuevo. Un muelle.
Tu: Hum..
Te acercaste al muelle, era de madera, bastante rustico. Te sentaste a la orilla, aprovechando que no había nadie.
Tom: -Se sentó a tu lado-
Tu: -Apoyaste tu cabeza en su hombro-
Tom: -Tomo tu mano y comenzó a hacerte cariño-
Tu: -Sueltas una risita-
Tom: ¿Qué?
Tu: Me causa gracia
Tom: ¿El qué?
Tu: Nunca pensé que estaríamos juntos y menos aquí en Venecia...lejos de todo.
Tom: .. A decir verdad yo tampoco, nunca pensé que terminaríamos juntos, pero siempre te encontré bonita, aun que no lo creas a veces quería tener algo serio contigo, luego me acobardaba pero por suerte me di cuenta de que eras única y me puse los pantalones para tener algo serio
Tu: -Miras el horizonte- Yo siempre te encontré atractivo, sabía como eras con las mujeres por algo nunca me acerqué de manera provocativa, pero es que *ríes* me volvías loca así de simple vista y siempre buscaba alguna forma de poder llamar tu atención...
Tom: Ahora que lo pienso, lo nuestro empezó desde que nos vimos, ¿recuerdas la fiesta?
Tu: -Lo piensas hasta que logras acordarte- Oh! *Ríes* verdad! la fiesta -Seguías riendo-
Tom: Esa fue la primera vez que nos besamos y recién te había conocido
Tu: Pero esa fue culpa tuya, yo estaba pasada de copas *ríes*
Tom: *Ríe* no, no, tu querías besarme
Tu: *ríes*
Tom: -Mira el horizonte riendo-
Tu: -Paras de reír y lo miras- como ahora... 
Tom: -Te mira- 
 Acercaste tus labios a los de él, los miraste se veían carnosos, suaves, como solo Tom podía tener los labios, y lo besaste jugando con su piercing. Tom se posicionó arriba tuyo dejando tu cuerpo echado en el suelo. Aprovecharon el atardecer para que nadie los viera. Tom acariciaba tus manos y besaba tus labios.




ALIENS, lo siento un MONTÓN por no haber subido capítulo el sábado pasado, enserio me sentí muy mal al no subir :c .. No pude publicar el capítulo porque no lo tenía echo gracias a los malditos trabajos que nos mandan en el liceo, además se vienen los exámenes de final de año y entra todo lo que hemos visto con los profesores durante todo el año. Pero bueno, basta de hablar de mi y mis excusas XD, subiré dos capítulos uno hoy y otro mañana c: y si es que se da el tiempo, subiré dos también el próximo sábado, pero es solo un "tal vez", bueno.. me despido :D cuídense muuucho las quiero demasiado y vibras positivas <3 comenten hermosas *-*